ÓSMOSIS / DESCALCIFICACIÓN
La ósmosis inversa es una tecnología de purificación del agua que utiliza una membrana semipermeable para eliminar iones, moléculas y partículas más grandes en el agua potable. La ósmosis inversa puede eliminar muchos tipos de elementos suspendidos en el agua, incluyendo bacterias, y está utilizada tanto en procesos industriales como para la producción de agua potable.
Pero ¿Qué es la Ósmosis?
Antes de explicar un proceso de osmosis inversa, debemos ver que es la osmosis. En el proceso normal de ósmosis, el solvente se mueve naturalmente de un área de baja concentración de la disolución (alto potencial hídrico), a través de una membrana, hacia un área de alta concentración de la disolución (bajo potencial hídrico). La fuerza que ocasiona el movimiento del solvente es la reducción en la energía libre del sistema cuando la diferencia en la concentración del solvente en cualquiera de los lados de una membrana es reducido, generando presión osmótica debido a que el solvente se mueve a la solución más concentrada. La ósmosis inversa es la aplicación de una presión externa para INVERTIR el flujo natural del solvente.
Diferencias entre Ósmosis inversa y Filtración
-El mecanismo de extracción predominante en la filtración por membrana es la exclusión por tamaño, por los que el proceso teóricamente puede conseguir siempre una eficacia perfecta independientemente de la presión y la concentración.
 
-La ósmosis inversa aplica difusión, haciendo que el proceso dependa de la presión, el índice de flujo y otras condiciones.

Usos

La ósmosis inversa generalmente se utiliza para la purificación de agua potable a partir de agua de mar, extrayendo la sal y otros efluentes de las moléculas de agua.

También se utiliza para purificar agua de la red existente y obtener una calidad superior, tanto a en nuestro HOGAR como en industrias y empresas.

Sistemas de ósmosis y filtración:
Además de equipos domésticos básicos para purificación del agua y/o fuentes de agua con los mismos sistemas, disponemos de sistemas que llegan a remineralizar, hidrogenar, desinfectar, descalcificar, y un largo etcétera
Descalcificación
Los decalcificadores se centran en reducir la cal y el magnesio del agua, aunque varios de nuestros equipos también eliminan cloro, metales pesados, incrustaciones y acido sulfhídrico.
Los descalcificadores se basan GENERALMENTE y dependiendo de sus necesidades en el fenómeno físico del intercambio iónico para eliminar la cal y el magnesio del agua. Llevan incorporado un depósito de resinas por el que pasa el agua y quedan atrapadas las partículas del calcio y el magnesio. Esto se consigue gracias a un intercambio de iones con el que las resinas capturan los iones de calcio y magnesio existentes y los sustituyen por iones de sodio.
 
Disponemos desde pequeños equipos para apartamentos hasta enormes sistemas para grandes industrias. Aunque los sistemas de ambos dependen de las necesidades de cada caso.